Nuestros Productores

El cacao, al igual que el vino, tiene sabores extraordinarios que varían dependiendo del tipo de cacao, la zona en la que se siembra, el clima, los árboles a su alrededor y el proceso que se le dé a la hora de hacer el chocolate. Es por eso, que en KAKOA nos gusta trabajar con diferentes tipos de cacao y que provengan de diferentes zonas para tener la mayor variedad de sabores.

Uno de nuestros principales productores cacaoteros es Rafael. Su hacienda, “Hacienda Napaná” está en Pichucalco, Chiapas. Esta hacienda pertenece a su familia desde hace 30 años cuando su abuelo la compró, sin embargo, se ha sembrado cacao en esa tierra desde 1854.

Además de cacao, se siembran piña, mamey, plátano, yuca, chayote entre otras frutas y verduras que ayudan a abonar y a fijar el nitrógeno en el suelo, al igual que a dar sombra a los árboles de cacao. Esto y las lluvias afectan directamente al sabor del cacao, es por eso, que en la época de lluvias, podemos distinguir notas afrutadas y en época de secas, notas a frutos secos como almendras.

   

 

José María es otro de nuestros productores de cacao, su finca, “Finca La Rioja”, se encuentra en Cacahoatán, Chiapas y pertenece a su familia desde que su tatarabuelo, Anselmo, la compró a unos productores de café. Más adelante, su bisabuelo hizo un viaje a Trinidad donde descubrió el cacao, se enamoró de él y decidió plantar unos árboles de cacao trinitario en “Finca La Rioja”. José María se ha encargado de ir actualizando la finca para mejorar los procesos y así la calidad de su cacao. Hace 8 años, plantó los primeros árboles de cacao criollo blanco, el cual podrás encontrar en una de nuestras barras KAKOA.